Saltar al contenido

Usos culinarios de la espinaca

Usos-culinarios-de-la-espinaca

La espinaca es uno de los vegetales más conocidos por la cantidad de nutrientes que posee. Su elevado contenido de vitamina A, E, yodo, calcio y nutrientes la hacen merecedoras de un lugar en la cocina. A continuación, descubre los usos culinarios de la espinaca y disfruta al máximo las bondades que la caracterizan.

¿Qué es la espinaca?

Es una planta herbácea cuyas hojas dispuestas en forma de rosas se pueden consumir en distintas preparaciones. Estas se caracterizan por ser de color verde muy fuerte y por tener una producción durante todo el año. Es un alimento muy versátil que se puede integrar con otros alimentos para resultados deliciosos.

Usos culinarios de la espinaca: ¿Cruda o cocida?

Existen muchas maneras de dar protagonismo a la espinaca en los diferentes platillos. Cada forma de preparación se ajusta a los gustos y exigencias de cada comensal. Por ello, se puede aprovechar de la siguiente manera:

Cruda

Los usos culinarios de la espinaca cruda son infinitos al combinarlo con otros ingredientes en ensaladas. Se puede cortar en pedazos pequeños e integrarla con lechuga, tomates, maíz cocido, guisantes, entre otros.

También, se puede degustar en batidos multivitamínicos donde se combine con frutas, cilantro, entre otros. Es una opción desintoxicante que ayuda a eliminar los radicales libres del organismo.

Cocida

La espinaca se puede consumir cocida en salteados, tortillas, pastas, guisos de carnes, entre otros. Se puede integrar a salsas de tomate para degustarla en forma de pizzas o pasteles de espinacas. A los más pequeños de la casa se les puede preparar en croquetas con carne o en torticas.

En resumen, los usos culinarios de la espinaca pueden ser infinitos con un toque de imaginación. Se puede preparar con otros ingredientes que potencien su sabor para apreciarla al máximo. Sin dudas, existen formas rápidas de prepararlas para el disfrute de toda la familia.